Momentos mágicos en Librería Carrero





 La contada del viernes pasado fué especialmente bonita. Y gracias a Virginia y Soledad, las libreras, podemos tener un pequeño reportaje fotográfico de la misma.

¿Y por qué especialmente bonita?, os preguntaréis. Pues realmente no lo sé muy bien. Tan sólo puedo deciros que los niños, Chiquitina y yo habíamos congeniado especialmente bien, sus padres - detrás de los niños- también parecían estar disfrutando mucho y los niños estuvieron muy atentos y muy participativos. ¡Todos querían hablar y compartir su opinión!, lo podeis ver en las fotos más abajo, varias manitas levantadas.

Y eso es lo que buscamos con el cuento: que los niños se suelten a hablar de sus cosas, que quieran decirle a todo el mundo lo mucho que quieren a sus papás y que los papás también les digan a sus hijos lo orgullosísimos y contentísimos que están con ellos.

¡Claro que también ayudó mucho que los niños fueran tan cariñosos!.
Chiquitina y yo nos llevamos de regalo un montón de besos y muchas sonrisas. Esto es lo que verdaderamente hace que tanto esfuerzo merezca la pena, aunque no se vendan muchos cuentos (¡pero esta vez se vendieron un montón!).
Además tuve dos ayudantes de excepción: Mireia y Rodrigo, que sentados a mi lado iban ayudando a Chiquitina. Y también estaban Daniel y Sara y Miriam y Daniela y Sandra y Ariadna y Carlos y María y... perdonadme que no escriba todos los nombres ahora, ¡pero me acuerdo con mucho cariño de todas vuestras caritas!. Y teneis un lugar en mi corazón, el corazón de Chiquitina que nunca olvidará estos momentos felices.
¡Espero veros de nuevo!. ¡Sed muy felices!


¡Hasta pronto!

Entradas populares de este blog

Chiquitina reseñada en el blog Literatura Respetuosa

Hasta pronto, Librería Carrero y Librería El Tranvía

GALGUI, mi nuevo cuento que acompañará a Chiquitina en esta aventura de editar!